Economía Circular

Empecemos por el principio.
Para descubrir todo sobre la economía circular, primero debemos hablar de su opuesto: la economía lineal. Es la que actualmente llevamos a cabo nosotros, empresas y gobierno: producir, consumir y botar.

Es muy sencillo y a la vez la peor de las acciones. Se recoge la materia prima de los recursos naturales, se fabrica el producto, lo compramos, lo utilizamos y por último al tarro de la basura.

Un ejemplo. ¿Cuántos celulares hemos tenido? Incluso los hemos cambiado sin necesidad sólo por un nuevo modelo. El viejo queda por ahí dando vueltas. Y ahí radica el conflicto. No era necesario. Como siempre digo, esto tiene solución, sólo debemos abrir nuestros ojos y entender lo importante de nuestras acciones conscientes en el consumo.

Ahora, lo que nos interesa, la Economía Circular. Esta se basa concretamente en no desperdiciar de forma tan rápida los productos que fabricamos, sino en reutilizarlos. 

Por ello es tan importante actuar desde ya. Estos son los principios básicos de la economía circular que pueden ayudarnos: 

Ecodiseño y producción: la forma en que se fabrican y envasan los productos puede hacer la diferencia. Por ejemplo, si en un mismo envase mezclan plástico y cartón, ¿cómo esperan que lo reciclemos?

Ecología industrial y territorial: gestionando de forma optimizada los stocks y los flujos de materiales, energía y servicios.
Economía de la “funcionalidad”: priorizar el uso frente a la posesión.
Reutilizar todos los productos o partes de los mismos.

Reparación: no dar por perdidos de forma tan rápida los productos estropeados, darles una segunda vida.
Valorización energética de los residuos que no se pueden reciclar. 

#economiacircular #comunidad #justas.cl #vidasana

Dejar un comentario